Páginas

7/5/10

"Let it be" de The Beatles cumple 40 años

Let it be, último trabajo de The Beatles, cumple 40 años. El 8 de mayo de 1970 este disco puso punto y final a la trayectoria del grupo de pop más grande todos los tiempos; unos días antes,Paul McCartney anunció la disolución del grupo en una entrevista en la que descartaba volver a trabajar con John Lennon.

En 1966, los Beatles habían tomado la determinación de dejar los escenarios para centrarse en su trabajo de estudio. Sin embargo, dos años después, y tras la tortuosa grabación del álbum blanco, McCartney comenzó a gestar un proyecto que iba a llamarse Get Back y que buscaba una vuelta a los orígenes.

La idea de McCartney consistía en la preparación de nuevos temas que se pudieran presentar al público sobre los escenarios, en directo, y la filmación de todo el trabajo para una película. Los Beatles se pusieron en marcha, pero los problemas no tardaron en resurgir.

La presencia de la pareja de John Lennon, Yoko Ono, en el estudio de grabación, la muerte del manager Brian Epstein y el individualismo acusado de todos los miembros de la banda hicieron de la grabación de Get Back una "experiencia desagradable", según dijo George Martin, el productor de los de Liverpool.

Lennon y McCartney habían perdido el interés por componer juntos y el ambiente estaba tan cargado que Harrison abandonó la banda durante diez días. Sólo la presencia del teclista Billy Preston, que se unió a la grabación de algunos temas, consiguió calmar los ánimos durante un tiempo.

Sin embargo, en la película resultante de la filmación de las sesiones de estudio quedaba patente que McCartney, Lennon, Harrison y Starr ya no funcionaban como banda. El proyecto se abandonó temporalmente por la grabación de Abbey Road y no se retomó hasta principios de 1970 de la mano de Phil Spector.

Después de barajar otros escenarios como una barca en el Támesis o el desierto de Túnez, los Beatles dieron un concierto, el último de su carrera como conjunto, en la azotea del edificio de Apple Corps en el número 3 de Savile Row, la calle de los sastres a medida de Londres, para presentar Let it be.

En el estudio, Spector añadió al material grabado un año antes fondos orquestales y coros. El disco, el único no producido por George Martin, no agradó a McCartney, que para resarcirse, en 2003, lanzó Let it be...Naked, una reedición con su propia versión del material original.

Let it be consiguió ser número uno en la lista Billboard durante tres semanas. Sin embargo, la crítica fue dura; el crítico de la influyente revista New Musical Express Alan Smith lo definió como "un triste y cutre final para un grupo que hizo borrón y cuenta nueva en la música pop".

http://www.20minutos.es



3 comentarios:

Cantares dijo...

Precioso tema!
Besos

Ryoga dijo...

el periodista que les criticó era un ignorante no se como se puede decir que let it be es un cutre final porque en realidad es un grandisimo disco,muchas de sus canciones a mi me encantan

Montse dijo...

Y espero que siga sonando otros 40 años más. Futuras generaciónes sentiran la música , ya que va pasando de padres a hijos. Lo bueno nunca muere,.